3 Etapas que podemos seguir para alcanzar nuestro suenos
Alcanzar los sueños

 

Sí, sí… es verdad que me pasé unos días, pero aquí estoy. 🙂

Vamos a abordar de manera concreta los tres últimos temas.

Lo primero es algo que puede sonar un poco obvio, pero más del 90% de los latinoamericanos NO hace y es…  gastar MENOS de lo que se gana.

Muchas veces incurrimos en deudas antes de lo debido. La idea con esto es que esa diferencia entre lo que ganamos y lo que gastamos se pueda destinar a cuentas diferentes y a inversiones inteligentes.

También para que cuando pase algún imprevisto estemos preparados y tengamos liquidez. Por eso, cuando empieces a ganar más dinero o te suban tu sueldo no debes subir NUNCA tus gastos de inmediato. Debes empezar a destinar capital para ti mismo, de manera que cuando hayas construido ingresos adicionales —ingresos pasivos que no dependan tanto de tu trabajo y tu tiempo— puedas disfrutar de más tiempo libre y de un mejor estilo de vida.

El segundo tema está muy relacionado con el anterior. Es el proceso que se debe seguir para alcanzar los sueños, aunque no todo el mundo lo haga. Consiste en dividirlo en tres etapas:

  1. Generar flujo de caja o dinero.
  2. Invertir ese dinero para construir ingresos que no dependan tanto de tu trabajo. Esta es la etapa más larga y menos sencilla de realizar. Por eso, muchas personas la tienden a saltar, pues acarrea energía y sacrificio.
  3. Cumplir esos sueños. Sueños que normalmente tienden a tener algún costo monetario en cierta medida, aunque no se puedan comprar.

¿Qué pasa cuando compro mis sueños antes de tiempo?

Lo que sucede es que estarás OBLIGADO a trabajar y la razón se debe a que no se construyó nada durante la segunda etapa, y esta falta de ingresos alternativos hace que debas esforzarte el doble, ya no solo para sobrevivir, sino para mantener el estilo de vida.

La consecuencia cuando no se cumple con la segunda etapa es terminar en un círculo vicioso, viviendo de apariencias y no de tranquilidad.

Para terminar, quiero dejar algo muy claro: es igual de frágil alguien con un empleo que gana 20.000 dólares al mes, como el que gana 300 dólares al mes, como el que tiene una sola empresa que reporta 10.000 dólares al mes.

¿Frágil?, te preguntarás y para entender lo que quiero compartir contigo, debemos tener respuesta a esta pregunta:

¿Qué tienen todos en común?

Tienen una sola fuente de ingresos.

Ni tú, ni yo, ni nadie en este planeta controla todas las circunstancias. Si algo llegara a pasar y se interrumpe ese flujo de dinero, la persona acostumbrada a un estilo de vida de 300 dólares al mes, se ve en los mismos aprietos para vivir que el que está acostumbrado a un estilo de vida de 20.000 dólares al mes.

Es como si tus finanzas fueran una mesa, necesita varias patas para que no se caiga cuando pasa un revés o un temblor.

Si tienes 2 fuentes de ingresos, pero una de ellas significa el 95% de tu capital, entonces sigues estando en una posición frágil. Porque si se llegara a cortar el 5% no pasaría nada, pero si se corta el 95% de tus ingresos, lo más probable es que tengas problemas.

La recomendación es que vayas buscando fuentes alternativas. PERO ¡¡¡OJO!!! No significa que entre más negocios hagas, mejor estás. Si te pones a hacer muchas cosas a la vez acabarás siendo un experto en nada.

Probablemente no le dediques a ninguna el suficiente enfoque y empuje para obtener ingresos de verdad y acabes dispersando tu energía. Un chorro de agua concentrado pega más fuerte que uno dividido en pequeñas gotas. En negocios es lo mismo.

Cuando tengas un nivel suficiente de experiencia y de resultados, entonces puedes empezar a buscar otras alternativas, si lo haces antes, desperdiciarías tiempo y energía. En cualquier caso, sé que eres una persona inteligente y entiendes este concepto con gran facilidad.

[clickToTweet tweet=”Los ingresos que percibes deciden dónde te alimentas, dónde vives, a dónde viajas. Para resumirlo: a qué tienes derecho” quote=”Los ingresos que percibes deciden dónde te alimentas, dónde vives, a dónde viajas. Para resumirlo: a qué tienes derecho”]

″Uno no sabe nunca lo que resulta si las cosas cambian de repente, pero, ¿sabe uno lo que resulta si no cambian?″ —Elias Canneti

Un placer como siempre.

Sonríe, reflexiona y comparte.

 


  • Super todo esto q nos ponen a la mano.felicidades a todos