La Libertad Vale La Pena
Vale la pena

Lunes, 8 de septiembre, 3:25 p. m., para  el momento en que termino de escribir este artículo.

Hoy me he levantado sintiéndome sin fuerzas. No me despertó la alarma sino el dolor. La garganta me molesta bastante y mi energía está por el suelo.

Son las 9:30 a. m., y disfruto de mi chocolate saludable.

El día es hermoso, pero esa dualidad de ver el sol y sentir frío es un síntoma que mi compañero Uribe señala cuando dice: “estas resfriado”.

Sin apetito, solo las horas devoran el desayuno, de un momento a otro es la 1:00 p. m.

Estoy sin desayunar, sé que debo comer algo, pero el apetito hoy decidió abandonarme.

Hoy estoy agotado… Estoy enfermo. Es lunes y he tomado la decisión de quedarme en casa, relajarme, estar entre cobijas y tomar abundante líquido.

Reposo mi rostro en el sofá… Me he quedado dormido.

3:00 p. m. Me levanto luego de descansar unas horas. Necesito un baño.

Es en ese momento, cuando me encuentro con los ojos cerrados.

Es en ese momento, cuando mis sensaciones están siendo deleitadas por la calidez del agua. Ahí, en ese momento me doy cuenta…

En ese momento lo he descubierto…

En ese momento he hallado, desentrañado, detectado, he comprobado que…

¡Soy libre!

Soy libre de sentirme enfermo y de permitir tener el espacio para mi recuperación.

Soy libre de tomar la decisión sobre mi tiempo, “hoy será otro día de reposo”.

Soy libre de aquella vida donde tienes que poner tu salud por encima de tu trabajo.

Soy libre… y doy gracias por ello.

Llevo viviendo en esta libertad desde hace unos años sin ser consciente que hace solo siete años atrás, este era uno de mis propósitos.

Hoy, estar en este estado corporal me ha permitido experimentar lo grandioso de la libertad.

Y desde este bajo estado corporal, pero no emocional, déjame afirmarte: vale la pena.

Vale la pena cada trasnocho.

Vale la pena cada milla extra.

Vale la pena cada carcajada de incredulidad de los demás.

Vale la pena cada momento de duda.

Vale la pena cada momento de incertidumbre.

Vale la pena dedicar tu vida en búsqueda de tu libertad.

La libertad, vale la pena.

Sonríe, reflexiona y comparte.

 

Escrito en Facebook: https://www.facebook.com/FelipeGanash/photos/pb.725778107452324.-2207520000.1413017012./918711184825681/?type=3&theater


  • Hola me gusto mucho lei todo la verdad que decis todo lo cierto después te paso un mail nuevo xq mi vida quiero con mail nuevo sin pasados
    te mando un beso grande
    cuídate se cerro y cerre el face ya me hare otro
    celi tu amiga y seguidora