Así de simple. Para mi actual yo y para mi futuro Felipe, recuerda esto.
Es algo que sin importar el instante, éxito aparente o momento de nuestra vida, llegamos a pensar.

«No estoy como quiero. Ojala…»
«Todo lo que me falta, Ojala…!»

Es esa sensación de negatividad o también de falta de percepción en el camino, ocurre cuando todo está demasiado oscuro y perdemos un poco el horizonte. Sin embargo, es bueno recordar que la sensación nace de una comparación inconsciente.

¿Estás muy mal? ¿Comparado con quién?
¿Te falta mucho? ¿Comparado con que?
.
A veces cuando caminamos, dejamos de prestar atención a nuestros propios pasos y sin darnos cuenta, comenzamos a crear juicios de valor bastantes fuertes.

Cuando ocurra eso, es bueno recordar que: No estás tan mal como consideras y no te falta tanto como crees.

Foto de Engin Akyurt en Pexels

Publicaciones Similares