"Una emoción no causa dolor. La resistencia o supresión de una emoción causa dolor" -Frederick Dodson

Inteligencia emocional: Cómo controlar los sentimientos a nuestro antojo

Escrito por:

″Cuando empiezas a interrumpir aquellos sentimientos que NO quieres, pasas de ser una persona que es estimulada y da respuestas (una persona que vive en automático) a ser una persona observadora. Tomas el control de tus emociones y eso se llama Inteligencia Emocional".

Para entender cómo controlar los sentimientos a nuestro antojo, primero debemos comprender qué es la inteligencia emocional.

Quiero darte un contexto para que comprendas la razón de este artículo. Todo inicia con la pregunta de Sonia, una de las personas que disfrutó del curso gratis (el cual estoy remasterizando para el momento que desarrollo este artículo).

La pregunta es:

More...

Sonia


″… lo que vi y oí hasta ahora es solo cambiar patrones de comportamiento, etiqueta o marcas, creencias pero según mi experiencia estos traen consigo asociados sentimientos, lo que me interesaría a mí es una técnica también para cambiar los sentimientos, ya que los que tú has dado solo cambian nuestros pensamientos y/o comportamientos, pero a mí me cuesta mucho cambiar mis sentimientos…”

Sonia habla de su falta de control en los sentimientos. Y este enfoque, sin ella ser consciente, crea una gran cantidad de temas a tratar. Aquí intentaré compartir contigo algunos puntos de utilidad, pero como dice Daniel Goleman, es momento de desarrollar tu inteligencia emocional.

En el proceso de dar respuesta a este comentario, trataremos puntos que todos con seguridad hemos vivido.

Aprenderemos qué es la inteligencia emocional y cómo aprender a disponer de los sentimientos (cualesquiera que sean) para que nos lleven hacia experiencias y resultados más positivos.

Para explicar algo tan complejo como nuestra inteligencia emocional, vamos a recordar y a tocar ciertos puntos importantes de nuestro cerebro.

Así que espero que estés preparado porque voy a explicarlo detalladamente. El conocer cómo funciona nuestro cerebro nos ayuda a encontrar medios para aprender a controlar los sentimientos más eficientemente. 😉

2 puntos para entender sobre el cerebro

Serán dos puntos sencillos y fáciles de comprender, con esto tendremos las bases de nuestro entendimiento personal y un paso más adelante a una vida totalmente plena.

1. El cerebro no reconoce entre la realidad y la imaginación

¿Sabías que el cerebro no reconoce la diferencia entre lo que ve en su medio ambiente y lo que recuerda o crea (imagina)?

Este evento ocurre porque las mismas redes neuronales específicas se están disparando, es decir, para el cerebro es lo mismo recordar que imaginar.

El cerebro está compuesto de minúsculas células nerviosas llamadas “neuronas”. Estas neuronas tienen ramas diminutas que se extienden y se conectan con otras neuronas para formar una red. A partir de las conexiones que se producen en esta red surgen los pensamientos y sentimientos.

Es muy importante saber que el cerebro construye todos sus conceptos por la ley de memoria asociativa, es decir, uniendo recuerdos, sentimientos y pensamientos para crear otros.

¡Imagina lo importante de todo esto!

2. El cerebro necesita materia prima

Visualiza tu cerebro como una fábrica que utiliza tus pensamientos, sentimientos y recuerdos, mezclándolos entre sí para crear otros nuevos pensamientos. —¿Estás empezando a ver para dónde vamos?

¿Crees que la “calidad” o el “tipo” de materia prima que utilizas para esta mezcla tenga algo de influencia sobre el resultado final?

Los pensamientos y los sentimientos están todos construidos e interconectados en esta red neuronal y todos tienen una relación el uno con el otro.

Cuando una persona no controla sus emociones, significa que algo no está bien con su materia prima, la calidad o tipo y esto ha generado una mezcla no muy positiva. Entonces...

¿Qué es la inteligencia emocional?

Una persona con inteligencia emocional es alguien que tiene la habilidad de reconocer la "materia prima" de mayor calidad o el "tipo de mezcla" que le permita obtener los resultados que desea.

¿Aún no me explico bien? No te preocupes, miremos un ejemplo que nos ayudará a aclarar este concepto. Analicemos el sentimiento del amor.

Este sentimiento, como todos los demás tanto positivos como negativos, está almacenado en una amplia red neuronal.

El concepto de amor lo construimos a partir de muchas otras ideas diferentes.

Algunas personas tienen el amor conectado con la desilusión —sus recuerdos o experiencias pueden estar asociados a este otro sentimiento— otras personas, en cambio, lo pueden tener conectado con el de la alegría.

Los del primer ejemplo, cuando piensan en el amor, experimentan el recuerdo de desilusión, la pena, el enojo e incluso la ira. La ira puede vincularse a una herida, que puede vincularse a una persona que luego se conecta de regreso con el amor.

¿Te das cuenta de la importancia de la materia prima disponible para tener o no inteligencia emocional?

¿Crees que quien asocia el amor con otras creencias, recuerdos o pensamientos más positivos, tenga una experiencia diferente al sentirlo? Todos como seres humanos construimos modelos de cómo vemos el mundo fuera de nosotros.

Y lo que hacemos finalmente con esto, es contarnos una historia acerca de lo que es el mundo exterior, nuestra propia historia del mundo.

Cada información que procesamos o que absorbemos del medio ambiente está siempre coloreada por:

  1. Las experiencias que hemos tenido y asociamos a ella.
  2. La emoción que está presente en ti en ese momento.

Y finalmente...

¿Quién esta al volante de tus emociones y reacciones?

Fisiológicamente, las células nerviosas que conforman una red o circuito se conectan cada vez que tu cerebro recurre a ellas.

SI PRACTICAS ALGO UNA Y OTRA VEZ esas células fortalecen su unión, hacen más eficiente su comunicación.

SI TE ENOJAS DIARIAMENTE, SI TE FRUSTRAS DIARIAMENTE, SI SUFRES DIARIAMENTE, si das motivo para la VICTIMIZACIÓN en tu vida (permites que estas emociones tomen control sobre ti), estás reconectando y reintegrando esa red neuronal diariamente y ahora se ha construido una relación estrecha entre todas esas células nerviosas.

A este proceso se le llama “crear una identidad”.

Cuando una persona está constantemente enojada, se debe a que reacciona a su ambiente, su exterior no le permite observar su interior; todas las personas que reaccionan a su ambiente crean una identidad débil y lo primero que deben hacer para desarrollar su inteligencia emocional es cambiar esa identidad ya creada. En otras palabras, evitar reconectar esa red neuronal de reacción.

Así es como los circuitos que utilizas diariamente se fortalecen, los que no utilizas se debilitan. En otras palabras, disminuyen su capacidad de relacionarse.

Cuando empiezas a interrumpir aquellos sentimientos que NO quieres, pasas de ser una persona que es estimulada y da respuestas (una persona que vive en automático) a ser una persona observadora, que está emocionalmente consciente sobre esa respuesta y simplemente elige no darle fuerza a esa red neuronal. Solo cuando estás en ese punto puedes sentir orgullo sobre tu inteligencia emocional.

¿Cómo vamos hasta aquí? Bien, continuemos entonces.

¿Significa eso entonces que las emociones son buenas o malas?

Las emociones tienen la capacidad de afianzar los recuerdos en tu memoria y de desatar reacciones químicas que alteran por completo el funcionamiento de tu cuerpo.

La farmacia más sofisticada del universo está dentro de ti.

Te advierto que voy a ponerme un poco técnico, pero creo que puede ser interesante y finalmente puede ayudarnos a dejar más claro todo esto.

Hay una parte del cerebro que se llama el hipotálamo, y es una mini fábrica, un lugar que reúne sustancias químicas que se liberan en respuesta a tus emociones.

Esas sustancias químicas se llaman “péptidos”, que son pequeñas secuencias encadenadas de aminoácidos. En español: son proteínas.

El cuerpo es básicamente una unidad de carbono que fabrica en total unos veinte aminoácidos diferentes para crear combinaciones entre ellos y producir diferentes proteínas.

El hipotálamo es entonces el lugar donde se producen y almacenan neuro-hormonas y estas son poderosas porque tienen gran influencia sobre los estados emocionales que experimentas. Eso significa que hay sustancias químicas para el enojo, tristeza, amor, felicidad, ansiedad, etc.

Hay sustancias químicas que se liberan según el estado emocional que experimentas.

El hipotálamo responde al estado emocional liberando la neuro-hormona correspondiente a través de la pituitaria en la corriente sanguínea. En el instante en que llega a la corriente sanguínea, se dispersa por todo tu cuerpo y cada una de las células del cuerpo tiene receptores en el exterior.

Una célula puede tener miles, billones de receptores en su superficie, que le permiten saber qué pasa a su alrededor.

Los péptidos se encajan en una célula, literalmente, como una llave que encaja en una cerradura, se ubica en la superficie del receptor y se adhiere a él; digamos que mueve al receptor y como si fuera un timbre sonando, envía una señal al interior de la célula.

En otras palabras, cuando un péptido encaja en un receptor cambia la célula de muchas maneras, activa toda una cascada de acontecimientos bioquímicos.

Cada célula es una unidad viva y cada célula tiene una consciencia particular (si definimos consciencia como el punto de vista de un observador).

Siempre existe la perspectiva de la célula. La célula es la unidad más pequeña de consciencia en el cuerpo y luego de hablar tanto de la parte técnica, debemos responder...

¿Por qué entonces nos cuesta tanto cambiar los sentimientos?

Porque constantemente nos creamos situaciones que nos permiten satisfacer las ansias bioquímicas de las células de nuestro cuerpo. Por esa razón, las personas malhumoradas siempre están en situaciones que les da mal humor, porque su cuerpo les “pide” sentirse así.

Hay un ejemplo común entre personas con baja autoestima.

Imagínate que alguien con una escasa opinión de sí mismo se siente atraído hacia otra persona y se entera que ese sentimiento es correspondido. En lugar de sentirse confiado y alegre simplemente se siente “raro, inquieto, nervioso”.

¿Por qué?, porque desde su perspectiva del mundo la creencia principal es: “¿Y si luego de conocerme ya no le gusto?, o ¿qué podría atraerle de mí?”.

Lo que no sabe es que al pensar así, sus acciones inconscientemente pueden estar dirigidas a crear situaciones en las que el otro pierda esa atracción o se aleje, como resultado, el cuerpo obtuvo lo que buscaba y nuestro ejemplo finalmente podrá decir “Yo sabía... no valgo nada, todos se cansan de mí, etc.” y ¡woooalaaa! Ahí tenemos la satisfacción del cuerpo y la mente.

El adicto siempre necesitará un poquito más para lograr un frenesí o una euforia de lo que está buscando químicamente. Esto finalmente quiere decir que:

[clickToTweet tweet="Si no puedes controlar tu estado emocional, eres adicto a él." quote="Si no puedes controlar tu estado emocional, eres adicto a él."]

En conclusión, la adicción a las emociones no solo es psicológica, sino también bioquímica.

¿Cómo entonces salimos de este círculo?

Simple… empieza a interrumpir la relación entre tus circuitos neuronales.

Si eres depresivo(a) busca situaciones donde sonrías constantemente, consigue una mascota que te dé afecto y te permita expresar el tuyo, cambia tus hábitos cotidianos, modifica el camino que utilizas para ir a trabajar, todas estas cosas pueden servirte para empezar a desconectar tu cerebro de sus conexiones habituales.

De igual manera, empieza a estar consciente de tus sentimientos continuamente, ¿qué los genera?, ¿con qué se asocian? Empieza a conocerte más a ti, aléjate de lo que lo produce y más importante aún, ya sabes que los sentimientos tienen un origen, y por lo tanto, la forma más eficiente de influir sobre ellos es en lo que los genera.

Hablando un poco de tu ambiente, puedo recomendarte alejarte de las noticias y la prensa sensacionalista, pocas o ninguna emoción positiva puede surgir de allí.

Haz ejercicio y aliméntate bien, un cuerpo sano te hará sentir mejor y será menos influenciado por el estrés, tendrás más energía y eso influenciará positivamente en las demás áreas de tu vida.

Camina un 30% más rápido y habla un 20% más alto de lo que haces ahora. Esto incrementa tu energía.

Columna recta y buena respiración ayudan a tu circulación, mantén tu cabeza erguida y evita bajarla cuando estés pasando un mal momento (esto evitará que te sumerjas en ese sentimiento).

Te recomiendo que mires nuevamente la primera lección del mega curso “Aniquila tus temores I”, en ella hay algunos ejercicios que sirven para cambiar pensamientos negativos por positivos, el que lo hagas marcará una gran diferencia en la forma como te sientes, solo debes ser persistente, piensa correctamente, habla en positivo, reemplaza pensamientos negativos por positivos rápidamente y pronto notarás un gran cambio en lo que sientes.

Si deseas, estos son otros recursos diferentes que seguramente te servirán:

La inteligencia emocional de Daniel Goleman: (Clic aquí)

Excelente información que te ayudará a identificar emociones negativas y podrá darte más ideas de cómo controlarlas.

Piensa y hazte rico de Napoleón Hill:
Un clásico que es de lectura obligatoria. Tiene conceptos y ejercicios prácticos muy valiosos en este tema.

El secreto de Rhonda Byrne:
Ya debes haber escuchado algo de él, aunque creo que hay algunos temas que pueden complementarlo, considero puede ayudarte a hacer tus pensamientos más positivos.

OJO, siempre, siempre y siempre que creas que no tienes remedio o que necesites ayuda busca un profesional. Un psicólogo puede ayudar acelerando tu proceso de entendimiento personal.

Antes de terminar, quiero aprovechar para compartir mi opinión sobre esos test de inteligencia emocional que he encontrado por ahí. Como te has dado cuenta, he hablado sobre la creación de todos estos patrones que determinan si tengo o no inteligencia emocional. Muchos de estos patrones son inconscientes y considero que una serie de preguntas en una hoja o página web no te van a revelar mucho sobre tu inteligencia emocional.

Esto es mucho trabajo de auto-observación, de hacerte consciente de tus emociones diarias, tu comportamiento y reacciones automáticas a lo que ocurre; porque una persona con alta inteligencia emocional, no necesita todas las respuestas, simplemente tiene la paciencia para descubrir cada una.

Gracias por tu tiempo y felicitaciones por comprometerte a ser mejor.

Toma acción y persiste, pronto empezarás a notar cambios.

Te dejo con un video de Elsa Punset que habla sobre la auto-aceptación y de esta forma complementaremos este tema de la inteligencia emocional y cómo dominarla.

Empresario impetuoso. Me encanta el desarrollo de talentos y habilidades personales. Soy un ser humano, que apasionadamente disfruta de la felicidad del camino y busca cosechar paz en cada aspecto de la vida. Ese soy yo, Juan Felipe Ganash. Un semejante avivado por el conocimiento y enérgico al momento de compartir lo aprendido.
Recuerda: A ti y a mí, sólo nos pasan cosas buenas.

  • Excelente, saber que lo podemos lograr sin tener que exigirnos tantas cosas que nos hacen es traumar. Un paso a la vez.

  • Patricia Rendón Valdez dice:

    Wow q artículo más interesante así q como dice la pelicula de niños toy juega bonito en nuestra vida debemos aplicar piensa bonito

  • Hola Felipe,

    Genial el artículo y el video muy enriquecedor, definitivamente la meditación es lo primero que debemos hacer al despertarnos.

    Tu escritura es muy particular y genial.

    Quiero dar mi aporte con el tema de Inteligencia Emocional.

    Para ayudar a cambiar un sentimiento o pensamiento, una buena práctica es alimentarse bien, lo he experimentado bastante (Dejar de comer carne de ningún tipo, nada de azúcar refinada, en fin alimentación sana), aun lo sigo haciendo (No es una dieta, es para siempre) e inmediatamente los sentimientos negativos se van disminuyendo, no hay irritación, sientes mucha tranquilidad.

    Esto a nivel de sentimiento y pensamiento, sin hablar de los beneficios que ha sentido mi cuerpo, más ligero y muchas cosas más.

    Todo esto me sirvió para eliminar la preocupación de mi mente (pensamientos y sentimientos negativos) frente a una bancarrota de más de cien millones de pesos (más de 33.000 dólares) y sin empleo.

    Te vuelves más productivo y la preocupación la conviertes en ocupación (Creatividad para hacer cosas).

    Recomiendo mucho esta práctica amigos.

    Gracias de nuevo por tu artículo.

  • Excelente! Aprendí demasiado. Gracias.

    • Es con todo el gusto Tatiana! aquí continuaremos aprendiendo todos. 🙂

  • >